fbpx

Educación Continua de la FCCTP USMP promueve diplomatura en enfoque de género y discapacidad

De acuerdo a los resultados del Censo Nacional 2017, en nuestro país existen 3 millones 51 mil 612 personas con discapacidad, cifra que representa el 10,4% del total de la población en el Perú (31’237.385). En cuanto al género, el 57% del total de personas con discapacidad son mujeres (1’739.111), mientras que el 43% restante son varones (1’312.433).

Conscientes de esta realidad, la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) y la ONG Paz y Esperanza en alianza estratégica con Educación Continua de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología de la Universidad de San Martín de Porres (USMP) presentan la Diplomatura en Violencia de Género, Enfoque de Género y Discapacidad.

Este programa académico está dirigido a colaboradores de diferentes instancias del Estado como el Ministerio de la Mujer, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Salud, gobiernos locales y regionales, quienes adquirirán las competencias necesarias para atender adecuadamente – incorporando las perspectivas de género y discapacidad- aquellos casos de violencia de género que involucren a mujeres con discapacidad de forma que sus acciones de prevención, protección e intervención sean coherentes con los enfoques propuestos y persigan el respeto de los derechos humanos de este grupo poblacional.

Para ahondar en este tema, ENLACE EC conversó con la licenciada Elizabeth Caballero Huatuco, egresada de la Escuela Profesional de Psicología de la USMP y técnico representante de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) en Perú así como con la bachillera Cristina Verano, egresada de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú e integrante de la ONG Paz y Esperanza.

Visiblemente emocionada, Elizabeth Cabalero Huatuco señaló que este ciclo de capacitaciones forma parte de un conjunto de acciones que la institución en la que se desenvuelve viene impulsando con el fin de dar a conocer la problemática por la que atraviesan las mujeres violentadas que presentan algún tipo de imposibilidad física. “Los operadores de justicia y los especialistas en salud no cuentan con los conocimientos necesarios para atender a dicho grupo. Por esta razón, se vio la necesidad de crear una diplomatura a distancia en la que se aborde el doble enfoque de género y discapacidad así como las acciones que deben llevarse a cabo para agilizar cualquier trámite administrativo y lograr excelentes resultados”, acotó.

De igual forma, enumeró las motivaciones que impulsaron a ambas organizaciones a trabajar de la mano con Educación Continua de la FCCTP USMP. “Tras un riguroso proceso de selección, comprobamos que se trata de una institución que brinda programas académicos y culturales de calidad. Además, nos brindaron una propuesta académica acorde a nuestros requerimientos, un staff de docentes con amplia trayectoria académica y la posibilidad de impartir las clases en modalidad virtual a través de la plataforma Zoom, lo que hace posible la participación de más de 300 profesionales provenientes de Lima, Piura, Tumbes, Trujillo, Arequipa, Cusco y Puno”, añadió.

Más adelante, remarcó que los entes gubernamentales deben impulsar la creación de medidas que agilicen los procesos y la calidad de atención a personas con cualquier clase de limitación. “Las instancias que acogen a las señoras tienen que contar con rampas o ascensores, manuales en lenguaje braille e intérpretes de lengua de señas. De esta forma, la denuncia se concretará y evitaremos un caso de reincidencia”.

Sobre esa línea, Cristina Verano Calero expresó que los participantes son reagrupados en equipos de trabajo, a fin de que reciban contenidos vinculados a sus campos de acción. “Entendemos que cada funcionario tiene un rol distinto. Por ejemplo, un policía no brinda el mismo servicio que una trabajadora social perteneciente a un Centro de Emergencia Mujer. Al momento de instruir a magistrados, las docentes profundizarán en las modificaciones legislativas más recientes. En tal sentido, hay que ver la forma de adaptar las necesidades de una persona con discapacidad  a la labor que desempeña cada trabajador público”.

Con gran entusiasmo, la coordinadora de la región Lima del proyecto Una vida digna y sin violencia para mujeres y niñas con discapacidad en Lima, Cusco y San Martin saludó la presencia de la Mg. Nancy Tolentino Gamarra, viceministra de la Mujer y especialista en políticas públicas. “En los primeros días del 2020, la reconocida funcionaria se desempeñaba como directora del Programa Nacional para la Prevención y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres e Integrante del Grupo Familiar-AURORA, razón por la cual decidimos invitarla al programa y grande fue nuestra sorpresa cuando reconfirmó su participación en esta importante iniciativa académica”, recalcó.

Finalmente, Verano Calero pidió dirigirse a las autoridades para solicitar la creación una agenda articulada en materia de género y discapacidad. “Cada día se hace más notorio el sufrimiento por el que atraviesan miles de niñas, jóvenes y señoras pero estos logros se desmoronan cuando dejamos de lado a nuestras hermanas con discapacidad. Es momento de unir esfuerzos y luchar por el cambio. Por último, quiero agradecer a todo el equipo de Educación Continua, pues demuestran su profesionalismo y compromiso con este tema de vital importancia”. Razones no le faltan.

Comments are closed.